Recientes estudios han resaltado la importancia de los labios sobre el conjunto de la cara, llegando a la conclusión que los labios son la segunda parte del rostro a la que prestamos más atención tras, como no, los ojos y la mirada en general.

Los labios y los dientes se muestran cuando hablamos o sonreímos, por lo que tienen una gran importancia dentro de nuestras relaciones sociales. Es por ello que unos labios atractivos pueden tener un efecto más que notable en el conjunto de nuestro atractivo facial.

 
Lip Lift, la solución a los labios caídos
 

La cirugía estética y facial trata de milímetros, pequeños cambios sutiles y desviaciones en el contorno pueden dar resultados muy distintos, por ello en MaxiloDexeus buscamos la perfección en todos nuestros procedimientos.

Los labios son una parte muy importante sobretodo en mujeres, cada día (o en varias ocasiones) se los pintan de distintos tonos para hidratarlos y resaltar su belleza. En la etapa de juventud tienen un aspecto voluminoso y respingón pero, con el paso del tiempo, vemos distintos cambios entre ellos la caída del labio superior.

¿Pérdida de volumen?

De hecho, escucho a pacientes que acuden a mi consulta requiriendo volumen, ya que creen que lo que ocurre es que los labios pierden este volumen. Lo que en realidad está ocurriendo es que con los años la distancia entre al labio superior y la nariz se va haciendo más larga. Esto es a causa de la disminución de la elasticidad de la piel y de los tejidos peribucales, el labio se curva hacia dentro resultando y pareciendo más fino y elongado.

 
Labios caídos
 

En estos casos usar sustancias de relleno sería un error y provocaría lo llamado “labios de pato”, un resultado nada natural que además ocultarían los dientes al hablar o sonreír. Es por esto que en este post os queremos proponer una excelente solución; el Lip Lift, o elevación del labio superior, una intervención sencilla que explico a continuación.

¿Qué es Lip Lift?

En el año 1971, Cardoso y Sperli idearon la técnica Lip Lift, una técnica quirúrgica que eleva el labio superior con una escisión piel situada bajo la nariz. Esta técnica ha sido perfeccionada con resultados sorprendentes.

En MaxiloDexeus realizamos esta técnica de manera mínimamente invasiva con el objetivo de levantar el labio superior, consiguiendo darle volumen y por lo tanto una apariencia más joven. Además aporta una serie de mejoras que justifica su indicación en los pacientes más jóvenes:

  • Acorta el labio, especialmente a nivel filtrum.
  • Aumenta el volumen del bermellón.
  • Aumenta el ángulo naso labial por una mayor prominencia del bermellón.
  • Aumenta la exposición labial, especialmente de los incisivos centrales, aumentando la sensualidad del labio.

¿Cómo te puede ayudar si tienes los labios caídos?

Este procedimiento beneficia tanto a pacientes jóvenes como a mayores por igual. Cuando se realiza en pacientes de edad más avanzada, la intervención restaura el equilibrio facial, este se vuelve más joven y sensual gracias a la nueva posición y al volumen.

 
Levantamiento de labios caídos
 

En pacientes más jóvenes, el procedimiento se utiliza para evitar rellenos, otorgar al labio un aspecto más ligero y definido, con mayor volumen y una bonita exhibición del diente.

¿Qué ventajas tiene Lip Lift sobre otros tratamientos?

Lip Lift se realiza de forma ambulatoria y bajo anestesia local, mediante una incisión en el labio oculta dentro de la nariz y/o con procedimientos sobre el músculo orbicular, dependiendo del objetivo que queramos conseguir. A continuación se realiza una resección parcial de la piel del filtrum que sobra. Lo realizamos mediante una sutura intradérmica totalmente invisible, por lo que también garantizamos no dejar ningún tipo de cicatriz visible.

En MaxiloDexeus somos expertos en el rejuvenecimiento facial, con el labio superior levantado incrementaremos el volumen labial y la expresión de la cara volverá a estar igual que cuando era más joven.

Si quieres más información sobre este procedimiento rápido y sencillo, no dudes en visitarnos, estaremos encantados de estudiar tu caso.

Marilyn Monroe, Cleopatra, Halle Berry, y un largo etcétera. Cada periodo de tiempo y cada generación tiene su propia definición de rostro perfecto y es plasmado en una celebridad. Las mujeres, y cada vez también más hombres, buscan la perfección en su rostro, por lo cada vez recibimos más visitas en Maxilodexeus, donde podemos corregir aspectos del rostro para que éste sea más armónico y equilibrado, pero siempre buscando un rostro que conserve su personalidad.

Armonía y equilibrio

El concepto armonía es de gran importancia cuando hablamos de belleza. El rostro humano y su juventud y belleza está unido a texturas y volúmenes. Es uno de los cánones de belleza más extendidos. Los seres humanos consideran que la armonía es deseable y nuestro equipo trabaja para conseguirla.

Elementos de un rostro perfecto

Otro concepto que cobra vital importancia es el equilibrio. La estructura facial es una combinación de concavidades y convexidades que deben alternarse de forma armónica. En Maxilodexeus prestamos extrema atención en el equilibrio entre la prominencia de los pómulos, la nariz y el mentón, consiguiendo unas proporciones que no resalten partes sobre otras.

Estos parámetros determinan la consonancia global de la cara. La armonía y el equilibrio son la clave para lograr un rostro perfecto.

La Divina Proporción

Desde los principios de nuestra existencia, y con independencia de raza, sexo o edad, a los humanos nos han parecido, y nos parecen, más bellos los rostros simétricos. De hecho en la Antigua Grecia había la llamada “Proporción Dorada”, una teoría vigente actualmente que significa que como más parecida es una mitad del rostro de la otra, más bella es la persona.

Seguro que muchos habéis oído hablar del Número Áureo. Desde tiempos antiguos se ha considerado que existe una regla visible en la naturaleza que determina lo realmente bello. La mente humana funciona de tal manera que le atrae las proporciones con este famoso número; 1,618. También llamado “Divina Proporción”, está presente en todo aquello que consideramos perfecto, armónico y perfecto.

De hecho, y tras numerosos estudios, este número se encuentra en todas las obras de arte, en la misma naturaleza, incluso en el espacio y, por supuesto, en la belleza humana.

A todos nos cautivan las obras maestras de Leonardo Da Vinci, Michelangelo o Dalí. En la Mona Lisa o en el cuerpo de David encontramos las dimensiones y detalles perfectamente encuadrados de las proporciones áureas, por eso nos cautivan.

¿Existe el rostro perfecto?

El Cirujano del Centro Avanzado de Cirugía Estética y Plástica de Londres, el Dr. Julian De Silva, quiso encontrar el rostro perfecto. Por ello recopiló información de todas las peticiones de sus pacientes y utilizó ciertas zonas de distintas celebridades.

Según el Doctor, las características de un rostro perfecto según sus pacientes son: las cejas de Jennifer López, los ojos de Keira Knightley, la nariz de Kate Middleton, los labios de Penelope Cruz, entre otras. A continuación tenéis la fotografía con todas las partes.

Rostro perfecto de mujer

Con esta fotografía no tenemos el rostro perfecto, más bien una combinación de las peticiones más frecuentes para crear un rostro que algunos podrían considerar como la cara perfecta. Pero un rostro perfecto no se trata de unir solamente distintas partes, se trata de mucho más.

Las bases de un rostro perfecto

Según varios estudios, que datan desde 1933 hasta la actualidad, la cara perfecta presenta una serie de características clave:

  • La longitud de la cara es igual a la suma de tres narices.
  • El espacio entre los ojos es el equivalente a la anchura de un sólo ojo.
  • Los labios superior e inferior tienen la misma anchura.
  • Las cejas simétricas se ajustan a la línea de la nariz.
  • El espacio entre el párpado inferior y superior es el mismo que el espacio entre el párpado superior y la ceja.
  • La ceja comienza en la misma línea que el principio del ojo más cercana a la nariz.
  • La anchura de la cara a través de las mejillas es igual a dos longitudes de la nariz.

Un rostro atractivo se basa en la simetría, en la armonía y el equilibrio. Pero también depende de su juventud y de la sensación de paz y calma que transmite.

¿Cómo es un rostro perfecto?

Obviamente, con el paso del tiempo el rostro empieza a demostrar pérdida de su volumen facial, se pierde su elasticidad e incluso el tono de la piel cambia. Todo ello desdibuja la estructura y se pierden las proporciones faciales.

Afortunadamente, hoy en día disponemos de varias e innovadoras técnicas, distintos tratamientos y procedimientos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, que hacen posible recuperar y alcanzar la belleza en un rostro de manera saludable y que éste transmita naturalidad.

Conociendo todas las bases de un rostro perfecto, podemos realizar un pormenorizado estudio gracias a las últimas tecnologías de la que disponemos y, juntamente con nuestros profesionales, ofrecemos excelentes resultados ya sea en la nariz, el mentón, pómulos, orejas, etc.

Pero en Maxilodexeus no nos dedicamos solamente a retocar aquellas partes que nuestros pacientes desean mejorar. El rostro es un conjunto de elementos y la belleza tiene que brillar con nuestra propia cara. Por eso trabajamos con el objetivo de conseguir resultados naturales, alcanzando el equilibrio y la armonía perfecta para cada paciente. En Maxilodexeus cada tratamiento que realizamos es único ya que cada cara es única.

Desde siempre hemos oído hablar de la forma del rostro y sobre que existen varios tipos como una cara cuadrada, redonda, de corazón, etc. Pero, ¿qué significado tiene? y más importante aún, ¿para qué nos sirve saber la forma de nuestra cara?

La respuesta es que en el mundo de la estética facial, y de la belleza en general, es muy importante. Si sabemos nuestro tipo de rostro, la forma de nuestra cara, podemos sacarle la mejor versión a las facciones. Saber el tipo de cara ayuda a encontrar el equilibrio perfecto entre su forma y los elementos que acompañan el rostro.

En Maxilodexeus nos encontramos cada vez con más pacientes que no sólo quieren retocarse alguna parte de su rostro como la nariz mediante la técnica Rinofast, sino que quieren cambiar la forma de su cara. Un ejemplo es la mentoplastia, una cirugía que nos permite cambiar la forma del mentón para que éste sea más o menos prominente. Por eso es de vital importancia que nuestro equipo conozca el tipo de cara de nuestros pacientes, para conseguir un rostro perfectamente equilibrado y armónico.

¿Qué tipos de rostro existen?

Cuando nos referimos a tipos de rostro, hablamos de la sección frontal de nuestra cara, es decir, desde las cejas hasta la base de la barbilla. Partiendo de esta base, vamos a ver los distintos tipos de cara:

¿Qué tipos de cara existen?

Cara ovalada

Destaca por ser más larga que ancha pero sostiene los ángulos redondeados. Observamos que la frente es más amplia que la mandíbula, las mejillas limitan el contorno y las líneas son equilibradas.

Este tipo de rostro suele tener una forma bastante simétrica lo que nos conduce a una forma armónica. Suele ser un rostro notablemente proporcional y se considera el tipo de rostro ideal.

Cara redonda

Como su nombre indica, hablamos de un rostro que destaca por su forma circular. Obviamente, no se trata de una circunferencia perfecta ni definida pero, a diferencia de la anterior, la frente y la mandíbula mantienen una anchura similar, siendo pómulos y mejillas la zona más prominente de la cara.

Cara alargada

También conocida como cara rectangular o de formato oblongo. Este tipo de rostro acentúa mucho más el ángulo con respecto a la forma ovalada. La frente es alargada y la barbilla también destaca por alargarse hacia abajo. Los pómulos quedan más marcados.

Cara corazón

Sino habéis escuchado el término corazón, a lo mejor os suena un rostro en forma de triángulo invertido. Es aquel que destaca por la frente; unos ojos y nariz uniforme que termina afinándose en la barbilla, ésta termina en punta y por eso se denomina corazón. Normalmente es una cara de poca altura en que los pómulos son muy marcados.

Cara triangular

Conocida también como cara de pera por su semejanza con la fruta. Se trata del contrario que el rostro anterior; los ángulos más marcados se sitúan en la barbilla, encontramos una mandíbula bastante ancha o sobresalida, y una frente ancha.

Cara cuadrada

Similar a la redonda de tamaño pero marcando cuatro ángulos rectos imaginarios en los extremos del rostro. En estos rostros sobresalen la mandíbula y la frente y, normalmente, encontramos una boca bastante amplia que es la causante de equilibrar esta forma cuadrada.

Cara diamante

Por último, nos encontramos con el rostro en forma de diamente; una frente pequeña, una barbilla alargada y unas mejillas marcadas y amplias que le dan la forma. La boca y los sabios son pequeños y estrechos, permitiendo un rostro armónico.

¿La cirugía puede modificar mi tipo de cara?

Nuestro equipo de expertos en cirugía facial trabaja para que nuestros pacientes puedan moldear su aspecto y se sienten bien con la forma y los elementos de su rostro.
 
Tipos de cara
Actualmente disponemos de numerosas técnicas y nuevos materiales que nos permite tratar ciertas deformidades o desproporciones en el rostro con el fin de embellecer las facciones de nuestros pacientes.
 
Mediante un estudio pormenorizado del rostro a través de las últimas tecnologías y la experiencia de nuestros profesionales, ofrecemos los mejores resultados en la cirugía de la nariz, la mentoplastia, la corrección de deformidades faciales, la cirugía de los pómulos o la otoplastia.

Con este exhaustivo estudio de las formas y proporciones de la cara, podemos determinar cuáles son los cambios que hay que realizar para lograr un rostro más hermoso, logrando una mejor proporción entre las distintas partes que conforman la cara e incluso cambiarles la forma cuando sea necesario.

Podemos cambiar el tipo la cara ya que su forma depende básicamente de una conformación ósea y de los tejidos blandos que recubren el hueso. Hablamos de músculos grasa y piel. La combinación de estos dos factores nos proporciona un rostro agradable o, por el contrario, poco atractivo. Nuestros cirujanos pueden moldear tanto el hueso como los tejidos, pudiendo lograr cualquier cambio que sea necesario para que el paciente se siente bien con su propio rostro.

Estos cambios que podemos realizar van desde la colocación de un mentón, hasta modelar la mandíbula para hacerla más cuadrada o colocar y aumentar los pómulos para proporcionar el volumen necesario para potenciar todo el atractivo facial.

Las posibilidades son infinitas y los resultados son excelentes gracias a las manos de nuestro equipo con años de experiencia que garantiza un trabajo excelente y asesoramiento durante todas las fases del tratamiento. Si deseas más información no dudes en visitarnos. Estaremos encantados de atenderte y ayudarte a sentirte bien contigo mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR