Para entender que es una bichectomía, primero debemos saber qué son las bolas de bichat, que no son nada más que cúmulos de grasa que proporcionan a las mejillas la redondez característica de los niños.

Concretamente se encuentran entre el músculo Masetero, principal músculo de la masticación y el músculo Buccinador, que delimita la cara interna de las mejillas y a través del cual es posible extraer dicha grasa con una mínima incisión. Las bolas de Bichat deben su nombre al anatomista y biólogo francés Xavier Bichat.

 
Bichectomía en Barcelona
 

Con la edad, éstas suelen disminuir pero hay adultos en los que las bolas de Bichat mantienen un tamaño excesivo, de manera que su cara se ve demasiado redonda y poco definida pero que con una pequeña intervención se pueden eliminar y conseguir un rostro más marcado y atractivo.

Los pacientes suelen referir que tienen la cara como si tuvieran mas peso que el que en realidad tienen, y a pesar de estar delgados tienen la cara muy redonda.

¿Qué es la bichectomía?

La Bichectomía es la intervención mencionada interiormente para conseguir adelgazar las mejillas y una mayor proyección de los pómulos y los ángulos de la mandíbula. Como la mayoría de procedimientos que realizo, se trata de una intervención sencilla y mínimamente invasiva que aumenta el atractivo global del rostro.

¿Quién puede realizar este tratamiento?

Las bolas de Bichat se pueden extraer a partir del final del crecimiento del rostro, que suele ser a los 16 años. Esta intervención es recomendable hasta los 40 años, ya que a partir de esta edad el rostro empieza a adelgazar a causa del envejecimiento.

Ahora que hemos fijado la edad, la reducción de las bolas de Bichat está indicada en estos dos casos:

  • Desde la vista frontal, la región de la mejilla se ve muy prominente, provocando una sensación de amplitud y relleno de toda la cara. Esta imagen de redondez facial no se corresponde con el peso y la complexión corporal.
  • Desde la vista lateral, los pómulos se ven poco proyectados y definidos y en la zona inferior destaca, en cambio, un exceso de volumen. La armonía facial se ve realmente afectada porque lo que podrían ser unos pómulos prominentes que proporcionen la belleza y rejuvenecimiento ideales, se convierten en unos pómulos poco definidos. De esta forma, la retirada de las bolas de Bichat, incluso cuando no están hipertrofiadas, se convierte en una maniobra que aumenta el atractivo facial.

¿Cómo se realiza una bichectomía?

La bichectomía consiste en retirar de forma parcial o total los cúmulos de grasa, eliminándolos de forma permanente a través de una pequeña incisión por dentro de cada mejilla. Es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, que no deja cicatrices visibles y no provoca dolor. La realizo en la misma consulta bajo anestesia local y con una duración de 30 o 40 minutos. Al ser cero invasiva permite la reincorporación inmediata a la vida habitual.

 
Extracción de bolas de Bichat mediante Bichectomía
 

Después de la cirugía

El postoperatorio de esta intervención es realmente muy corto e indoloro. No queda ningún tipo de cicatriz visible y el paciente puede volver inmediatamente a su vida habitual. No obstante, durante la primera semana es recomendable mantener una dieta semi blanda para evitar que las heridas se infecten o que el paciente puede lastimarse por error.

Los efectos de esta intervención son para siempre. Como se trata de acumulaciones de grasa que no tienen tendencia a engordar, una vez retiradas no vuelven a aparecer, así que los resultados son para toda la vida.

Los resultados

Cuando se retiran las Bolas de Bichat se consiguen los siguientes efectos:

  • Se consiguen unos rasgos más finos, esbeltos y armónicos.
  • El aspecto de la cara se vuelve más juvenil.
  • El pómulo consigue una mayor proyección dando más atractivo a la cara.
  • La cara reduce su amplitud y se armoniza.

Si crees que eres candidato y quieres conseguir un rostro más esbelto, atractivo y armónico mediante un procedimiento realmente simple y rápido, no dudes en llamarnos, ¡estaremos encantados de estudiar tu caso!

Una pregunta cada vez más frecuente ya sea en la web o en mi consulta es; “¿qué puedo hacer para estrechar mis mejillas?” o “¿Puedo quitarme los mofletes”?. Pues bien, es posible gracias a la eliminación de las Bolas de Bichat, las “culpables” de que tengamos una cara redondeada sin un perfil bien marcado.

El procedimiento también se llama Bichectomía y lo podemos observar en varias celebrities como Jennifer Aniston o Michelle Pfeiffer en mujeres, o en Jon Kortajarena como ejemplo masculino. En nuestras mejillas, entre el músculo Masetero, principal músculo de la masticación, y el músculo Buccinador, que delimita la cara interna de las mejillas, se encuentran unas bolsas de grasa conocidas como bolas de bichat que no cumplen ninguna función fisiológica ni están ligadas a ningún músculo o nervio facial, lo que las hace ideal para ser extraídas sin ningún riesgo.

 
Reducción de mejillas con la Bichetomía
 

La intervención es realmente sencilla ya que se basa en una mínima incisión en la cara interna de las mejillas. El enorme éxito de este tratamiento se debe a que la intervención es cero traumática y muy efectiva, sin secuela alguna. Además, en MaxiloDexeus la realizamos con anestesia local, con resultados permanentes y definitivos en tan sólo dos meses, pudiendo volver a la vida normal el siguiente día de la intervención.

¿Cómo afectará a nuestro rostro una reducción de mejillas?

La resección de las Bolas de Bichat consiste en retirar de forma parcial o total los cúmulos de grasa, eliminándolos de forma permanente a través de una pequeña incisión por dentro de cada mejilla. Cuando se retiran las Bolas de Bichat se consiguen los siguientes efectos:

  • Se consiguen unos rasgos más finos, esbeltos y armónicos.
  • El aspecto de la cara se vuelve más juvenil.
  • El pómulo consigue una mayor proyección dando más atractivo a la cara.
  • La cara reduce su amplitud y se armoniza.

¿Por qué y cuándo realizar una cirugía de reducción de mejillas?

La bichectomía es recomendable para aquellas personas que tienen la cara demasiado redonda, con las mejillas muy llenas, especialmente si esta redondez no se corresponde con el resto de su cuerpo. Es decir, personas delgadas que tienen un rostro excesivamente redondo. La extracción también es aconsejable para personas que quieran resaltar más sus pómulos a la vez que afinar las líneas del rostro, que, cuando se vuelven más angulosas, dotan de más atractivo a la cara.

 
Reducción de mejillas
 

Básicamente, la reducción de las bolas de Bichat está indicada en estos dos casos:

  • Desde la vista frontal, la región de la mejilla se ve muy prominente, provocando una sensación de amplitud y relleno de toda la cara. Esta imagen de redondez facial no se corresponde con el peso y la complexión corporal.
  • Desde la vista lateral, los pómulos se ven poco proyectados y definidos y en la zona inferior destaca, en cambio, un exceso de volumen. La armonía facial se ve realmente afectada porque lo que podrían ser unos pómulos prominentes que proporcionen la belleza y rejuvenecimiento ideales, se convierten en unos pómulos poco definidos. De esta forma la retirada de las bolas de Bichat, incluso cuando no están hipertrofiadas, se convierte en una maniobra que aumenta el atractivo facial.

La extracción de las Bolas de Bichat

Como he comentado, la bichectomía es una intervención sencilla y mínimamente invasiva, muy similar a un procedimiento odontológico. Es un proceso totalmente indoloro, que se realiza con anestesia local y dura entre 30 y 40 minutos mediante una pequeña incisión.

 
Extracción de las Bolas de Bichat
 

El postoperatorio de esta intervención es muy corto e indoloro. No queda ningún tipo de cicatriz visible, puede aparecer un ligero edema que desaparece a los 4 o 5 días, por lo que el paciente puede volver inmediatamente a su vida habitual. Una intervención que ofrece muchos beneficios a nuestros pacientes:

  • Aumenta el atractivo global del rostro
  • Apta tanto para mujeres como para hombres
  • Sin efectos negativos ni cicatrices visibles
  • No requiere anestesia general ni ingreso
  • Se realiza una cirugía rápida y sencilla
  • La recuperación es rápida y los resultados inmediatos

Los efectos de esta intervención son para siempre. Como se trata de acumulaciones de grasa que no tienen tendencia a engordar, una vez retiradas no vuelven a aparecer, así que los resultados son para toda la vida.

Si crees que eres un candidato y quieres beneficiarte de esta sencilla intervención, no dudes en contactar con nosotros o visitarnos, estaremos encantados de atenderte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR