El rostro es, sin ninguna duda, la parte de nuestro cuerpo que se ve más afectada por el paso del tiempo, cuando observamos que aparecen las temidas arrugas y cada vez se van haciendo más notorias y profundas.

En este blog hemos contado varios de los tratamientos de los que disponemos para detener el paso del tiempo en la zona de la cara, pero en este post quiero explicaros como el tratamiento de Botox puede aportar beneficios en una región como es el cuello.

¿Por qué es tan frágil la piel del cuello?

  • Es una zona muy expuesta, de hecho está casi tan expuesto al sol y a las agresiones externas como el rostro.
  • Hay menos glándulas sebáceas, lo que favorece su deshidratación.
  • También hay menos colágeno y elastina, la dermis del cuello tiene una trama pobre de estas dos sustancias por lo que la piel tiende a la flacidez y a la aparición de estrías.
  • Finalmente, el cuello posee una muy baja cantidad de melanocitos, células responsables de la generación de melanina, que a su vez protegen de la radiación solar, se trata de un escudo natural muy débil y son pocas las personas que protegen la zona del cuello como la cara.

¿Qué beneficios tiene el Botox en el cuello?

La toxina botulínica, Botox, es un componente de proteína natural que permite a nuestros pacientes relajar sus arrugas de expresión, conservando su expresividad. Las aplicaciones de Botox son recomendadas para quitar las líneas y arrugas del rostro, cuello y escote.

 
Botox en el cuello
 

En el caso del cuello, el Botox relaja su musculatura y bloquea la transmisión entre el nervio y el músculo, digamos que provoca una “parálisis” y así se impiden las contracciones que son las causante de las arrugas en la piel del cuello. En esta región el Botox se utiliza básicamente en el tratamiento de las bandas platismales, esas líneas que con los años se marcan en el cuello fruto de la retracción del músculo platisma.

El Botox presenta unas grandes ventajas frente a otros tratamientos:

  • Es de colocación rápida, sencilla y segura, con 20 minutos es suficiente.
  • Los resultados son inmediatos y al recuperación es instantánea.
  • Además, nos aseguramos de que los resultados respeten la naturalidad y la expresividad del paciente.

¿Cómo se aplica el Botox en el cuello?

Por lo general, este tipo de tratamiento consiste en 12 aplicaciones de la toxina, 3 inyecciones en cada uno de los 4 grupos musculares que forman el cuello. Los pinchazos son indoloros, pero igualmente se le aplica un gel anestésico a nuestros pacientes para asegurar su comodidad.

 
Tratamiento de botox en el cuello
 

¿Cuándo tardan en aparecer los resultados?

El resultados se puede apreciar casi de manera inmediata, si bien se puede percibir el resultado al momento, será pasadas 72 horas cuando observaremos todo el efecto rejuvenecedor del Botox en el cuello. Además el efecto puede durar hasta 6 y 7 meses, cuando será necesaria una nueva aplicación.

Si tu también quieres beneficiarte de nuestros tratamientos con Botox y conseguir resultados naturales, no dudes en visitarnos, estaremos encantados de atenderte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR