En la primera parte de este artículo dedicado a los pacientes que desean mostrarse al público como miembro del sexto opuesto, hablé de la importancia que cobra para ellos someterse a tratamientos para hacer que su cuerpo sea tan congruente posible con la identidad de género que quieren obtener, y en estos casos el cambio de las características del rostro cobran una gran importancia.

 
Cirugía facial de feminización
 

Comenté las diferencias básicas que existen entre el rostro de un hombre y el de una mujer y listé los procedimientos que disponemos en Maxilodexeus para acentuar o disminuir los contornos faciales:

Estas intervenciones forman parte de un procedimiento llamado Feminización facial, un procedimiento que permite a aquel hombre que lo quiera, ser reconocida como mujer a primera vista por los demás.

En esta segunda parte me centraré en explicar brevemente en qué consiste cada procedimiento mencionado y como lo hacemos para conseguir un rostro femenino.

Remodelación de la frente

Con este procedimiento podemos transformar una frente notablemente prominente en armoniosa y suave o, por el contrario, dar volumen a una frente demasiado hundida o plana con el objetivo de recuperar la armonía de los rasgos faciales.

Es una intervención perfecta para aquellos que presentan una estructura ósea muy prominente, lo que proporciona una mirada dura y agresiva. Con esta cirugía proporcionamos unos rasgos más afinados y dulces mediante una pequeña osteotomía, de forma mínimamente invasiva y sin rastro de cicatrices.

Rinoplastia

Sin duda la rinoplastia es una de las cirugías que provoca un mayor cambio en cualquier rostro. Con esta cirugía podemos aumentar o disminuir el tamaño de la nariz, reducir las fosas nasales, cambiar la punta o el tabique y modificar el espacio entre la nariz y los labios para aquellos pacientes que quieren un rostro femenino.

Además lo realizamos con al técnica Rinofast que nos permite obtener los mismos resultados pero con anestesia local, de manera mínimamente invasiva y, por lo tanto, con un postoperatorio más cómodo y rápido para mis pacientes.

Reducción de mandíbula y de mentón

Existen claras diferencias entre una mandíbula masculina y una de femenina. Con esta cirugía podemos suavizar su contorno y conseguir unos rasgos dulces y finos definitivos.

 
Feminización facial en pacientes transgénero
 

Dependiendo de la mandíbula y de los deseos del paciente, elegiremos el mejor método quirúrgico en función de la anatomía y de los resultados. Todas las cirugías las realizamos por el interior de la boca sin dejar rastro de cicatrices. Disponemos de la mejor tecnología e instrumentos especialmente diseñados para cada paciente que nos permiten garantizar una cirugía mínimamente invasiva.

Lifting de labio superior

Unos labios bonitos, voluminosos y sanos son sinónimo de sensualidad y juventud, uno de los tratamientos que más triunfa en mi clínica en todo tipo de paciente. El equilibrio para obtener unos labios naturales y elegantes es uno de nuestros principales objetivos.

En Maxilodexeus disponemos de la técnica Lip Lift, un procedimiento innovador que nos permite elevar el labio superior y acortar el filtrum. Se trata de un procedimiento de lipoescultura minimamente invasivo que tiene como objetivo dar el volumen y una apariencia propia de una mujer joven.

Implantes de pómulos

Esta cirugía se realiza en aquellos rostros que carecen de proyección y no tienen la tridimensionalidad característica de un rostro femenino. Unos pómulos planos proporcionan una sensación de cansancio que seguramente no tienen mis pacientes.

Podemos devolver o proporcionar a la cara el volumen necesario para conseguir un rostro más femenino y armónico deseado por el paciente. Disponemos de dos métodos dependiendo de cada caso: Prótesis malares o lipoinyección de grasa.

Eliminación de la nuez de Adán

Finalmente llegamos a un procedimiento muy solicitado para aquellos pacientes que desean un cambio de género. La nuez de Adán se relaciona con las hormonas masculinas y es un claro rasgo unido a la masculinidad.

 
Cirugía facial de cambio de género
 

El objetivo de esta cirugía es conseguir unos rasgos faciales más dulces alisando la superficie de la nuez en el cuello, también las mujeres se someten a esta intervención. El perfil del paciente pierde las curvas bruscas que provocaba la prominencia de la nuez de Adán. Normalmente realizamos una pequeña incisión en los pliegues del cuello para eliminar el cartílago sobrante y alisarlo, otorgando un perfil femenino.

Como podéis ver existen varios tratamientos para la feminización aptos para aquellos pacientes hombres que desean ser mujer, procedimientos que harán que te identifiquen como mujer a primera vista. Si deseas más información no dudes en visitarnos, estudiaremos tu caso y te ofreceremos las mejores soluciones.

Todos sabemos que la belleza es subjetiva, y que incluso los patrones de belleza cambian con el tiempo. Sin embargo, la asimetría es detectada siempre como una de las deformidades que universalmente se describe como factor común de desarmonía facial.

La asimetría en la cara puede parecer sólo un problema estético, pero también conlleva problemas funcionales como provocar una mala oclusión al no encajar correctamente los dientes, lo que a la vez produce dificultades al momento de hablar y masticar.

 
Mandíbula desviada, tratamiento
 

A la vez la asimetría puede ser una de las deformidades más difíciles de conseguir. No todas las asimetrías son iguales, el origen puede estar en la mandíbula o afectar a otras partes como pómulos, mentón, partes blandas, etc., por ello es fundamental diagnosticar el origen de la asimetría mediante un estudio minucioso y determinar qué tipo de intervención es necesaria, desde una menor hasta una osteotomía facial.

Antes de nada, ¿realmente tengo la mandíbula desviada?

La asimetría facial se produce cuando las diferentes partes del rostro no están equilibradas. En otras palabras, cuando hay una desarmonía entre los dos lados de la cara. Nadie tiene una cara 100% simétrica pero la mayoría de personas tienen asimetrías que no son notables.

Por el contrario, en los casos en que la asimetría es detectable por el paciente y su entorno, esta desarmonía puede aportar problemas funcionales, personales, sociales y laborales por lo que debería ser tratada. Por lo tanto, cuando un paciente decide acudir a consultar por su asimetría, ya nos esta dando todos los datos de como debe ser tratada.

Por lo tanto, el rostro simétrico es aquel proporcionado. Aquel que desde la vista frontal y dividiendo el rostro en dos, ambas partes se ven aproximadamente iguales.

Pero, ¿cuándo un rostro es suficientemente asimétrico para causar problemas?

Esto se da cuando, al ver la cara frontalmente, uno de los lados se ve descompensado, tanto por defecto como por exceso. Si esta asimetría es visible para uno mismo y para el resto de personas significa que es notoria y es recomendable corregirla.

¿Qué soluciones existen?

El tratamiento de la asimetría facial depende en gran medida de sus causas. Si se trata de asimetría dental (por culpa de mala posición de los dientes), podrá corregirse mediante ortodoncia.

 
Mandíbula desviada
 

Si, por el contrario, nos encontramos ante un caso de asimetría esquelética, si no tiene una afectación funcional, podremos solucionarlo con osteotomías, mentoplastias, prótesis, o con remodelación ósea. Sin embargo, cuando nos encontremos una deformidad ósea junto con dental tendremos que recurrir a una combinación de ortodoncia y Cirugía Ortognática.

La Cirugía Ortognática, un tratamiento efectivo

Como ya he comentado alguna vez, la Cirugía Ortognática es aquella que se encarga de las deformidades dentofaciales y es, sin duda, la mejor solución para problemas estéticos y funcionales.

Hace muchos años que realizamos este tipo de intervenciones que nos permiten corregir tatno la estructura ósea como las partes blandas. Obviamente, cada paciente tiene un rostro único y necesita un tratamiento individualizado, ya sea una osteotomía o una mentoplastia.

La planificación en la Cirugia Ortognática

Siempre he apostado por la investigación y la tecnología, por eso en Maxilodexeus realizamos un estudio facial utilizando las últimas tecnologías 3D para tener en cuenta qué rasgos pueden ser modificados y planificar la operación. Además, gracias al uso de un scanner facial óseo e imágenes en 3D, nuestros pacientes pueden visualizar desde el principio el resultado y de qué manera se obtendrá, así como expresar sus preferencias para conseguir resultados personalizados y a medida.

Esta planificación 3D es especialmente importante en las asimetrías, donde podemos de esta forma planificar cada detalle de manera simétrica en ambos lados, obteniendo de esta forma resultados que antes no podíamos obtener. Planificar y estudiar los casos es fundamental pero especialmente en este tipo de pacientes donde todos los detalles cuentan, donde tenemos una imagen especular al otro lado que debemos copiar.

Debido a esta planificación tan exhaustiva, la intervención podrá ser más corta y menos agresiva, reduciendo así el dolor y las molestias. Así pues garantizamos una recuperación rápida que permite la reincorporación al trabajo en 10 – 15 días.

Nuestros pacientes agradecen nuestro método, el postoperatorio no es doloroso y el hinchazón sólo dura entre 5 – 7 días. Además las incisiones se hacen internamente, por lo que las cicatrices no se observan.

Si quieres conseguir resultados duraderos y naturales, acorde con tu personalidad, no dudes en visitarnos. Obtendrás beneficios funcionales y un rostro más bello y armónico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR