No son muchos los que conocen la cirugía de reducción de frente, una técnica hasta el momento poco divulgada pero que ofrece grandes resultados. Me encuentro con algunas visitas de pacientes que acuden a mi consulta sin saber que existe este tipo de cirugía que puede ser la solución a su problema y quedan sorprendidos de los resultados que ofrece.

La frente ocupa un tercio del total de la cara, por lo que es un elemento muy importante en el atractivo global del rostro. En MaxiloDexeus apostamos por otras técnicas, más allá de las convencionales, para embellecer tu rostro.

 
Frontoplastia, cirugía de la frente
 

Este procedimiento consiste en transformar una frente exageradamente prominente en armoniosa y suave o, por el contrario, en convertir una frente demasiado plana o hundida en una frente con el volumen necesario. Así los rasgos faciales recuperan su armonía.

Esta técnica es la indicada para aquellos pacientes que presentan una frente ancha evidente o hundida. En mujeres un ejemplo claro es aquella que presenta una frente ancha, ésta otorga un aspecto poco femenino y envejecido, y en hombres puede generar algún que otro complejo. Esta técnica es la única que consigue resultados definitivos.

¿Cuándo se realiza la reducción de la frente?

Existen dos tipos principales de pacientes que se realizan un remodelado de la frente: aquellos que sufren alteraciones en la morfología de la frente y los que quieren realizarse un procedimiento de feminización o masculinización facial.

Alteraciones en la morfología de la frente:

Aunque no seamos conscientes, los hombres y las mujeres tenemos diferentes características óseas a nivel frontal que determinan nuestra cara. Las frentes masculinas tienen más desarrollada la región de las cejas, la región medio nasal, mientras que las femeninas son más verticales y con una transición muy marcada entre la raíz nasal y la frente. Asimismo existen alteraciones de la forma o pacientes con arcos supraorbitarios excesivamente marcados

Un paciente con exceso de estas características o falta de ellas es candidato para una cirugía de remodelación facial.

Feminización / masculinización facial:

La feminización facial es un proceso que abarca varios procedimientos quirúrgicos y se realiza en aquellos hombres y mujeres que desean afinar y armonizar sus rasgos faciales.

La estructura ósea de una frente demasiado prominente proporciona una mirada dura y agresiva, ya sea en el rostro de una mujer o de un hombre. La cirugía de feminización de la frente proporciona unos rasgos más afinados y dulces.

Por otra parte una frente muy curvada puede dar ser un problema en un rostro donde queremos acentuar su masculinidad.

¿Cómo diagnosticarlo?

Conseguir un diagnóstico es realmente sencillo, tanto si se trata de una frente muy desarrollada como el caso contrario; carencia de volumen y proyección. Solamente necesitamos una foto de perfil y de frente y realizar una TAC de la región:

 
Cirugía de reducción de la frente
 

Cuando la frente es prominente, ésta sobresale hacia delante y los arcos superaciliares (el arco formado sobre los ojos por el contorno del hueso frontal) están muy marcados.

Cuando la frente no tiene volumen, se mantiene completamente vertical, sin la curvatura característica de la zona, proporcionando un perfil poco agradable.

La cirugía de reducción o frontoplastia

Como hemos visto, aparecen dos problemas; o mucho volumen o el contrario. Por lo tanto, también disponemos de dos procedimientos quirúrgicos, cada uno para proporcionar o reducir el volumen y aportar la belleza y equilibrio necesario. Es una cirugía mínimamente invasiva y no deja rastro de cicatrices.

La cirugía se puede realizar bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general. En ambos casos, no es necesario ingreso hospitalario, por lo que el paciente puede marchar a casa el mismo día. El procedimiento dura aproximadamente unas 2 horas y la recuperación es rápida y cómoda; solamente 3 días, pero es recomendable descansar una semana entera.

Los resultados de la reducción de la frente

En el caso de la cirugía de la frente prominente el objetivo principal es conseguir que la estructura ósea prominente se suavice y armonice con el resto de rasgos faciales mediante una pequeña osteotomía. Después de la cirugía, la frente pierde protagonismo y devuelve la vida a los ojos y la mirada.

 
Cirugía de la frente para masculinización facial
 

En el caso de la frente plana o hundida, se recurre a otro tipo de cirugía, generalmente a la colocación de un implante, ya sea de grasa autóloga, asumiendo parte de la reabsorción posterior o de materiales externos, como el Porex. Es este caso, el rostro del paciente recupera la falta de volumen en el tercio superior del rostro y consigue unas facciones mucho más bellas.

Como ya sabéis, en MaxiloDexeus hemos apostado siempre por la mejor tecnología y disponemos del mejor software 3D. Esto nos permite realizar un estudio en tres dimensiones y generar una prótesis a medida para cada paciente. Conseguimos tratamientos cien por cien personalizados, garantizando la perfecta adaptación del implante.

Además, nuestros pacientes pueden ver los resultados antes de la intervención, lo que nos permite obtener una información exacta de los deseos del paciente.

Si crees que eres un candidato para esta intervención y deseas más información, no dudes en visitarnos, estudiaremos tu caso inmediatamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR