El Botox es, sin duda, una de la soluciones más efectivas y sencillas para combatir el envejecimiento facial, por eso es uno de los tratamientos más extendido a todas las edades y sexos. Gracias al Botox podemos empezar a tratar pacientes por debajo del 30 años hasta pacientes de más de 80, siempre con resultados satisfactorios, aunque el rango medio de edad seria el paciente ideal.

El Botox tiene múltiples usos médicos pero es en el campo de la estética donde su aplicación es más frecuente ya que permite reducir considerablemente las arrugas y defectos estéticos de la piel de una manera eficaz, rápida y, lo más importante, sin ningún tipo de efecto secundario para el paciente. El objetivo es disminuir la arruga, conservando la naturalidad y expresividad.

Para que los tratamientos de Botox sean todo un éxito, es importante una adecuada indicación y dosificación, por eso es importante contar con un equipo profesional con experiencia como el de MaxiloDexeus. Nos aseguramos de aplicar las cantidades exactas para que los resultados sean los deseados y de forma natural.

El Botox está indicado en varias zonas:
 
Tratamiento con botox
 

  • Las patas de gallo
  • La zona alrededor de los ojos
  • La zona del entrecejo
  • Las arrugas horizontales de la frente
  • La zona del labio superior
  • Arrugas y surcos de toda la piel del cuello
  • El mentón
  • Y la zona de la piel que rodea la nariz

En este post me centraré en explicaros cómo se aplica el Botox en las conocidas patas de gallo, qué son y cuáles son los resultados que esperan nuestros pacientes.

¿Qué son las patas de gallo?

Las famosas patas de gallo son pequeñas arrugas radiales que aparecen en la zona lateral exterior de los ojos. Son arrugas muy finas y suaves al principio pero que con el pasar de los años se vuelven muy profundas y marcadas.

Normalmente aparecen con la contracción del músculo orbicular de los ojos, aunque la exposición solar y hábitos de vida pocos saludables (fumar o beber) también contribuyen a su aparición.

Las patas de gallo no solamente aparecen en personas mayores, se pueden ver también en personas muy jóvenes cuando éstos gesticulan con fuerza, pero se considera que forman parte de la expresividad normal.

Normalmente aparecen más marcadas a partir de los 35 años, cuando estas líneas se observan con la cara en reposo. A medida que avanza la edad son más evidentes, no son un problema de salud pero si que causan problemas estéticos.

¿Pueden eliminarse?

Existen varios tratamientos para eliminar las patas de gallo. Encontramos la Blefaroplastia, el láser o realizar un peeling. Todos los tratamientos son muy efectivos con excelentes resultados, pero el más demandado por nuestros clientes es el Botox.

Tratamiento con Botox para las patas de gallo

El ácido hialurónico y la toxina botulínica logran quitar las arrugas por completo en la zona donde se ubican las patas de gallo. El método triunfa porque es un proceso muy rápido, tan solo 15 minutos, y pasadas 72 horas ya puedes lucir un rostro perfecto sin arrugas al lado de los ojos.

Con edades comprendidas entre los 35 – 50 años, el tratamiento más efectivo es el Botox, que consigue hacer desaparecer las arrugas casi al 100%. La toxina botulínica actúa disminuyendo la contracción de las fibras del músculo orbicular que produce las arrugas.

Además de disminuir las arrugas en ese momento dado, retrasa la progresión en el tiempo de arruga de expresión a arruga estática. Es decir, en cierto modo hace que el tiempo se detenga mientras la persona esté utilizando Botox.

 
El Botox y las patas de gallo
 

En personas mayores de 50 años, debemos valorar como es la arruga o las patas de gallo. Con el Botox podemos eliminar el componente activo, la arruga de expresión. Pero con el paso de los años, es muy recomendable combinar el Botox con el láser o peelings.

El Ácido Hialurónico es un componente natural de nuestra piel y retiene agua y aporta volumen a la zona que queremos, suavizando la arruga. El láser o el peeling estimulan la producción de colágeno, por lo que mejoran la textura y el color de la piel de nuestros pacientes.

Los resultados

Los resultados de la inyección de Botox se centran principalmente en:

  • Eliminar las arrugas
  • Proporcionar un efecto rejuvenecedor en la piel
  • Conservar la expresividad y naturalidad del rostro de nuestros pacientes

Si quieres volver a expresar vitalidad en tu mirada y beneficiarte de las ventajas de nuestros tratamientos, no lo dudes y ven a visitarnos. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR